miércoles, 1 de diciembre de 2010

Por la abolición de las ruedas de prensa

Escribo este post dos horas antes de la celebración de una rueda de prensa. Me dirijo "cuesta abajo y sin frenos" hacia la peor media hora que se puede vivir en una agencia de comunicación. Vamos, que estoy contanto esto en tiempo real, y se podría decir estamos ante un reality-post o reality-blog.

Ya me estoy visualizando...yo con mi cara sonriente en el hospitality desk, abrazada a mi listado de confirmados, esperando a que se presente por lo menos uno de los periodistas que me aseguró firmemente que acudiría. Al tiempo, el cliente me mirará, y se acercará aproximadamente cada dos minutos de esa media hora, e irá intercalando preguntas tipo ¿Ha llegado ya alguien?, ¿Cuántos me dijiste que habían confirmado?, ¿Alguna tele?, Y radios, ¿viene alguna?, Que raro, ¿no? Ya son y veinte y no ha llegado nadie..y yo con mi sonrisa congelada, algo de taquicardia y muchas ganas de darle con el listado en la cabeza...(perdón si algún cliente lee esta parte, lo digo desde el cariño que os tengo a todos...)

En definitiva, hoy me presento en la rueda de prensa con 13 medios confirmados y cualquiera que haya organizado una, sabe perfectamente, que los 13 no vendrán, y que cabe la posibilidad de no vaya ninguno. Pero no pierdo la esperanza.. y en la agencia hacemos los calculos de siempre..."Hija, por lo menos 6, van", "Cuenta con unos 8, de los 13" y la siempre recurrente afirmación a la que te agarras con todas tus fuerzas, casi llorando y de rodillas: "ya sabes que luego se presenta alguno que no ha podido confirmar" (y una porra, he llamado a TODOS).

No es el momento ahora de explicar y argumentar el por qué aboloría el 90% de las ruedas de prensa que se organizan, ahora es momento de sufrir...

Os tengo que dejar, me falta por confirmar la asistencia de un par de agencias que nos tienen en previsiones y unas teles, que lo iban a tratar en la reunión de por la mañana.

Os mantedré informados del resultado. Glub.

martes, 9 de noviembre de 2010

La adrenalina que me mueve

Hay algo de la vida de una agencia de comunicación que me sigue encantando aunque pasen los años. Me refiero a la elaboración de propuestas para posibles nuevos clientes. Vale, que casi siempre protesto porque generalmente la elaboración de una propuesta suele coincidir, gracias a esa ley que tanto me acompaña en la vida, Murphy, con un pico de trabajo.

Pero bueno, supongamos que coincide con una época tranquila y puedo ponerme a ello con cierta tranquilidad. Me encanta, el momento en que introduzco la palabra del potencial cliente en la barra de búsqueda de mi mejor amigo, Google (lo siento por el resto de mis amistades, pero Google, me da todo lo que le pido sin esperar nada a cambio). A partir de ese momento, entras en un nuevo mundo, tratas de comprender a lo que se dedica la compañía, buscas información sobre el sector en el que se desenvuelve, incluso datos o estudios que permiten conocerlo en mayor profundidad; también tratas de empezar a conocer a la que podría ser tu competencia y aunque todavía la cuenta no es tuya, ya comienzas a observar a los otros con cierto recelo..

Una vez que consigues situarte, recurres al briefing que te ha faclitado la marca. Este, a veces es bueno y otras veces, te lo tienes que imaginar. En la mayoría de los casos, por lo menos, eres capaz de vislumbrar cuales son sus necesidades de comunicación y los objetivos que busca.

Diseñas entonces un plan adecuado a esa necesidad y aunque siempre he sido partidaria de tratar de ser creativo a la hora de hacer una presentación, con el tiempo, me he dado cuenta de que lo importante es tener en cuenta siempre al que va a ser tu interlocutor y tratar de ajustarte a lo que espera de la agencia y del plan que se le va a presentar. Puede que sea un experto en comunicación y marketing, en cuyo caso el planteamiento tendrá que hacerse de una forma más directa y se podrá ir más al grano en el tipo de acciones que se planteen, porque lo que esperará de ti es eso, acciones sin rodeos que le permitan lograr los objetivos que se ha propuesto para la compañía que representa.

También están aquellos otros potenciales clientes que a pesar de que también quieren cumplir sus objetivos, es necesario ponerles en contexto sobre el por qué de una u otra acción propuesta. En esos casos es necesario dar un paso hacia atrás para explicar cuestiones, términos o herramientas que puedan hacer que el interlocutor quede convencido de que la acción va a tener el éxito esperado. Entre estos dos extremos, podemos encontrarnos con muchos perfiles intermedios a los que siempre habrá que estar atentos.

Sin entrar en más detalles sobre cómo debe estructurarse una propuesta, llega para mi, el mejor momento, el que más disfruto: el día de la presentación. A pesar de que ya han pasado años desde la primera vez que tuve que enfrentarme a una de ellas, sigue gustandome como lo que más, llegar a la sala de reuniones prevista y sacar el portátil y las copias para los que durante un rato serán los oyentes. Es cierto que los nervios hoy, son diferentes; se han transformado en cierta tensión, en una carga de adrenalina acompañada por la seguridad de que vas a a plantear una serie de cosas en las que confías y crees.

Cuando terminas y sales de allí, las primeras impresiones se comparten con el equipo; tratas de analizar lo que ha sucedido dentro de esa sala. Repasas lo que has dicho y cruzas el resultado con lo que te ha dado tiempo a observar mientras hablabas. Esto es, si ha habido algo de química, la postura de los clientes, su mirada de atención, si han realizado preguntas, si se miraban entre ellos, o miraban el reloj, si se detenían en alguna parte o si por el contrario iban avanzando en la presentación por delante de ti...Hay mil señales que te permiten saber si el encuentro ha sido o no exitoso.

Y aún así, comienza en periodo de la espera, hasta que se ponen en contacto contigo para darte el veredicto. Y durante esos días, vuelves una y otra vez a comentar la "jugada" y a pensar cómo fue todo. Llega también el momento de la autocrítica y quizá de alguna inseguriad, o no.

Sea cual sea el resultado, lo dicho; me sigue encantando esta parte de mi trabajo

.

sábado, 25 de septiembre de 2010

"Ambush marketing": Me quedo con el ingenio

Leyendo aquí y a allá, encuentro un "nuevo" término del apasionante mundo del marketing. Digo nuevo, pero evidentemente lo es para mi, porque parece que esta práctica ya está más que desarrollada.

Os lo cuento porque al tratarse de una modalidad de marketing que suele aplicarse en el mundo de los grandes eventos deportivos, esos que todos terminando viendo, me encantaría ser capaz, a partir de ahora, de detectar los posibles casos de "ambush marketing" o "marketing de emboscada".

¿Y que de va esto? No es dificil de entender. Se trata de un tipo de publicidad encubierta que se desarrolla en el marco de grandes eventos, por lo general multitudianrios, y que se sabe que van a tener gran repecusión mediática. ¿Por qué encubierta? Porque la marca que hace "ambush marketing" no es patrocinadora oficial de ese evento y lo que hace, es ingeniárselas para lograr que su marca aparezca asociada al mismo, saltándose la exclusividad de aquellas otras marcas que si han pagado.

El problema de esta práctica es evidentemente el perjucio que ocasiona a aquellas compañías que han realizado una fuerte inversión económica para asegurarse la difusión de su marca. Aquí se choca con la ética, porque el "ambush marketing" trata de aprovecharse siempre de una situación creada por otros. Entiendo el enfado y frustación de aquellos que han pagado por patrocinar un gran evento, pero en este caso me pongo del lado de los que son capaces de estrujarse el coco y triunfar a base de creatividad. Supongo que mucha gente no estará de acuerdo conmigo; lo comprendo. ¿A vosotros que os parece? Rescato tres ejemplos...

Todos los años, con motivo del Día de San Patricio, en el que se rinde homenaje al pueblo irlandés, se tiñen de color verde parte de los 200 kilómetros del Chicago River. Mc Donalds tuvo la gran idea de simular que había vertido al río un vaso gigante con un conocido batido de menta que suele vender ese día.















En otra ocación, minutos antes de comenzar una maratón exclusiva para 6.000 mujeres, llegó un corredor con una camiseta y el logo de Axe. Antes de la salida oficial de la carrera se “bañó” en desodorante. Así, que lo que se pudo ver fue a miles de mujeres corriendo detrás de ese chico. El efecto Axe dio sus frutos y fueron muchos los medios de comunicación que se hicieron eco de la acción.




















Por último, un ejemplo reciente que ha dado la vuelta al mundo y que aconteció durante la celebración del Mundial de Futbol 2010. La FIFA expulsó del estadio a 36 seguidoras holandesas por ir vestidas no de naranja, sino con el vestido promocional, regalo de una cerveza holandesa, Bavaria. A la marca no le pudo salir mejor. Su imagen apareció en todos los medios de comunicación y seguro que ha Budweiser no lehizo mucha gracia. Solo eran 36 y seguro que hubieran pasado desapercibidas ¿Quien habría sabido que ese vestido era un regalo de Bavaria comparado con toda la gente que finalmente habló de la marca?

lunes, 6 de septiembre de 2010

Ahora toca redimirme...

He incumplido consciente y deliberadamente la máxima de un blog que es mantenerlo actualizado. Y lo hecho por dos motivos que casualmente se han unido en el tiempo. Uno, que acabé un poco saturada de redes sociales tras la campaña de ebay y dos, que justo dos semanas después he estado casi un mes de vacaciones. A pesar de que las redes sociales me convencen, las utilizo y me gustan, este verano me he dado cuenta de que las tengo muy asociadas al trabajo y, la verdad es que necesitaba desconectar un poco. Así, que salvo una foto que subí a Facebook durante la primera semana de vacaciones, no he vuelto a tener contacto con Internet durante el mes de agosto. Miento. He utilizado el iPhone para consultar la meteorología y el navegador para encontrar sitios o teléfonos de restaurantes.

Pero aquí estoy de nuevo, con las pilar cargadas, con nuevos propósitos y con el ánimo de hacer un poco de observadora de todo lo que se mueve a nuestro alrededor, y con la idea de que entre todos podamos reflexionar, protestar o simplemente opinar.

Os deseo a todos un feliz curso y un montón de optimismo, que creo que lo vamos a necesitar...

lunes, 12 de julio de 2010

Cómo gastarte 300 euros en dos semanas y no morir en el intento

Mañana, 14 de julio, a las 23:59 horas, termina el reto de Madres eBay. Día y medio para echar el resto y conseguir sacar partido de los 300€ que puso a nuestra disposición...

Mentiría si dijera que no estoy agotada, casi dos semanas en las que tengo abiertas, desde la mañana hasta la noche, por lo menos 5 webs: ebay, Facebook, Hootsuite, Youtube y mi blog. Eso por no contar con las páginas y archivos que tengo que utilizar para trabajar...después de esto voy a tener que pedir trabajo en eBay, porque la verdad es que no he estado lo centrada que debiera...Voy de una página a otra como si me hubiera vuelto loca. Ahora comprando, ahora vendiendo, que si haciendo fotos de cosas que puesto a la venta, que si subiendo un vídeo nuevo a youtube, que si creando un meme, o un grupo, o una encuesta...he copiado y pegado el enlace a mi apartado en la aplicación más de 1.000 veces. Lo he pegado en Twitter, en Facebook, en Linkedin, en mi correo de yahoo, en el de la ofi, en el de gmail, en el messenger........uffff! No puedo más!!! Pero sigo emocionada y con mucha confianza en ganar el reto.

Por otro lado, la experiencia de compra en eBay está siendo buenísima. Cada vez que he recibido un artículo ha sido como si me entregaran un regalo. Me llegan a la ofi y me encanta abrir la puerta al mensajero y pensar "¿Qué será, qué sera?" De momento, el mejor regalo, porque ayer nos dio suerte en el Mundial, ha sido la carcasa de la bandera de España, que además fue mi primera compra..

También he recibido el neceser que compré en una subásta benéfica a favor de la Fundación Theodora que como ya comenté en uno de los vídeos de Youtube, me encanta la labor que hacen a diario en los hospitales españoles.







Que más, que mas....Ah, si! Esta mañana me ha llegado mi súper nueva pinza de depilar con luz en color rosa con funda de piel a juego. Es genial! Con esta pinza ya no podré permitirme el lujo de no tener mis cejas perfectamente delineadas! Ja!










Hace menos de una hora me acaban de confirmar que he ganado un rimel y un aeyeliner de MAC, por los que he tenido que sobrepujar una vez para no quedarme sin ellos. Cuando te llega el correo diciendo "Has ganado el siguiente artículo..", piensas, "¡Toma! ¡Lo gane!" Pero es como para no estar contento ¡Me han costado 9€ y están nuevos! Chollo, chollo!



Otra puja que he ganado ha sido la del cargador del iPhone para el coche...Yo creo que este va a ser el artículo más útil de todos, porque no dejo de estar conectada, oiga! Y desde que comenzó el reto de eBay más aún, entre mirar el correo para ver cómo van las pujas y las búsquedas y entrar en la aplicación para ver el ranking, creo que gasto la batería del móvil, unas 2 veces diarias.




Otro de los chollos que he encontrado ha sido la colonia CHIC de Carolina Herrera. Me decidí a buscarla porque el otro día por la mañana, mientras me arreglaba para ir a la oficina me di cuenta de que el frasco que tengo está en las últimas. Nada más abrir el ordenador me puse a buscar y la encontre a 36€..Que normalmente me cuesta 80€!!!

Pero sin duda, la compra estrella ha sido la bicicleta para una de mis hijas. Mucha gente me ha ayudado con recomendaciones y tardé en decidirme pero por fín la compré y estoy deseando que llamen a la puerta para entregármela. Se va a morir de la ilusión cuando la vea. Aquí la tenéis:



Ya, si gano una puja por un disfraz de Batman que encontré gracias a una buena chollera, cierro el circulo!

Lo mejor de todo es que del presupuesto asignado aún me quedan 100€!! Es increíble lo que me está dando de si....siempre tengo mil cosas en la cabeza para comprar. No se si recordaréis que quería unos Louboutin. Pero la mayoría de las búsquedas me llevaban a EEUU y había comentarios sobre que estos zapatos calzan un poco pequeños. Eso, unido al precio, que la gran parte de ellos no bajan de los 500€ y unido a que la mayoría de los vendedores no aceptan devoluciones porque son particulares, ha hecho que me echara para atrás...

Y ya debería ponerme a trabajar, así que os dejo con el vídeo de esta mañana, que no ha sido más que una forma más de buscar difusión de esta iniciativa tan genial y, como no, un homenaje a la Selección Española por el triunfo de ayer.

Antes de irme, como lo tengo en el portapales, "copio" el enlace a través del que me podéis votar













jueves, 1 de julio de 2010

Primer día, primeras conclusiones...




Ya ha pasado un día entero y la experiencia está siendo bastante buena. Supongo que con el paso de los días, perderé un poco la tensión inicial por el manejo de la aplicación y por la inquietud de saber si la gente responde.

No puedo estar más satisfecha, mis contactos se están volcando y se que están "moviendo" el tema, allá por dónde pueden. Se ha notado. He empezado la mañana con 5 votos y acabo de comprobar que hemos conseguido llegar a los 31.

En la oficina de MC Dilo la tensión se palpa...pido consejos, pregunto cosas, vuelvo a preguntar. En definitiva, son unos santos y me siguen el rollo. Cada uno ayuda a su manera, Marta, con su Blog; María, con su conocimiento de las redes sociales, se está metiendo en grupos a los que no se acercaría ni de lejos y además me sugiere chollos; a Hugo le tengo lanzando redes a diestro a siniestro e incluso Irene, a quien le da repelús lo de las madres, ha tenido el detalle de pedir a sus contactos que me voten..A Elena, también la he liado para que entre en FB y me ayude...

En definitiva, redes sociales e información que se comparte. Reconozco que tengo curiosidad por hasta donde se difunde esta acción con independencia de quien gane. Ya dije hace días que valoro la creatividad que ha demostrado eBay en este tema y estas cosas, nos sirven a todos los que andamos en este sector.

De momento, he comprado una carcasa para el iPhone. Durante todo el día he recibido recomendaciones de gente conocida y de gente que no conozco de nada. Me han sugerido un jardín zen que sinceramente, me vendría genial y también bicicletas para las niñas. ¡¡Incluso desde Australia!!. Unas gafas de sol de Prada, un sofá, un sillón...pierdo la cuenta.




También he puesto a la venta unos zapatos de Massimo Dutty. La verdad es que venderlos me vendría bien para poder aumentar el presupuesto del que dispongo para comprar. ¡A ver si hay suerte!

>

miércoles, 30 de junio de 2010

5, 4, 3, 2, 1.....a punto de comenzar el reto!!

Como ya os comenté el otro día, el reto que ha propuesto eBay a 5 madres blogueras, está a punto de comenzar. El equipo de la web de compras está ultimando detalles de la aplicación y en muy poco tiempo dará comienzo la competición que durante 2 semanas, nos va a tener pegadas a la pantalla del ordenador, más aún si cabe...

Por el momento, me han hecho llegar el vídeo de presentación, en el que describo el caos de vida que llevo y los artículos que me gustaría adquirir durante el tiempo que dure el concurso.



Un pequeño detalle. Esto es una acción pura de social media y nos premiarán por la compras y ventas que hagamos, pero también por la difusión y actividad que logremos en nuestras redes sociales. Cuando todo termine, podré elegir a las 5 personas que más me hayan ayudado....100€ para cada una. No digo más...

Antes de nada, desear suerte a todas mis "contrincantes" y espero que, como yo, difruten al máximo de esta experiencia.

domingo, 27 de junio de 2010

eBay y madres blogueras

Esta semana, no se aún qué día, y por cortesía de eBay, me embarco en una acción de Social Media, que desde un principio me ha llamado la atención.

Aún no puedo dar muchos detalles, pero hemos sido seleccionadas 5 blogueras que somos madres y, durante unas dos semanas, tendremos que competir comprando y vendiendo cualquier tipo artículo a traves de la conocidísma web.

Me ha encantado la idea y sobre todo tengo mucha curiosidad por cómo se va a desarrollar la acción y cómo entre las cinco, vamos a tratar de conseguir involucrar a nuestras redes de amigos y contactos durante estos días.

Supongo que hoy dispondremos de más información. De momento, no tengo más que dar la enhorabuena a eBay por poner en marcha una iniciativa tan creativa y novedosa y, sobre todo, por permitirme participar en ella.

lunes, 14 de junio de 2010

Los manipuladores manipulados.

El otro día en el súper mercado, mi hija de 5 años quiso convencerme de que comprara unas conocidas galletas porque según ella "Tienen muchas vitaminas, la B y la C, y me dan energía, mami" “¡Toma! -pensé yo- ahora resulta que me trata de convencer con argumentos”. Ni que decir tiene que no las compré, claro, pero me sonreí pensando en la que se me venía encima...

La cosa quedó ahí hasta que cayó en mis manos el número de Ejecutivos de mayo, que incluye un artículo sobre el “Target infantil como motor de ventas”. Entre lo del súper y el artículo, sólo puedo decir, que “Dios nos coja confesados”.

El articulo tiene toda la razón al explicar que la importancia de este público no lo es tanto por su poder adquisitivo, que cualquiera puede comprender que es prácticamente nulo, salvo por las aportaciones que hacen padres y familiares a sus huchas. Aún así, parece ser que en España el gasto directo de los más pequeños se acerca a los 3.500 millones de euros. ¿Y a qué artículos se refiere ese gasto? Pues el que tenga hijos me comprenderá. Hablamos de Aspitos; Palotes; Piruletas de Corazón; Huevos Kinder; gominolas (en su sentido más amplio, claro), Huesitos; pegatinas – “Porfa, mami, estas de Hello Kitty, que no las tengo y las puedo pegar en la nevera”; colecciones de cromos (otra vez de la Kitty, o de princesas, de hadas o de mariposas); recortables; plastidecores, plastilinas, etc, etc, Y así, hasta 3.500 millones de euros. No está mal ¿Verdad?

Y luego está lo verdaderamente importante, que es la capacidad de influencia que tienen los angelitos en los verdaderos consumidores, los adultos. Investigando un poco más, he encontrado un estudio de Clara Muriel (directora de marketing de Joyco India) y José Luís Nueno (profesor del IESE). En su trabajo explican que el gasto de los menores puede verse desde tres perspectivas. La primera es la que he mencionado en el párrafo anterior, y que ellos denominan “Mercado Directo”.

A la segunda la llaman “Mercado de influencia” y de todo lo que comentan en este apartado destaco lo siguiente, que es el tipo de prescripción o influencia que ejercen según la edad:

· De 0 a 2 años, la influencia es menor a pesar de que la mera presencia de un bebé supondrá uno de los mayores cambios de consumo del adulto. En esta etapa los verdaderos influenciadores pertenecen al entorno de la pareja y más aún al de la madre.
· Desde los 24 meses, los niños comienzan a manifestar a los padres sus preferencias.
· A los tres años adquieren ya un papel protagonista y dan pistas claras.
· Entre los cuatro y los ocho años su prescripción es la de un influenciador que tiene preferencias y que contribuye a la decisión que adoptará el adulto.
· Desde los siete a los nueve años, asume una variedad de roles. Así que podemos verlo como prescriptor, influenciador, decisor, e incluso como un facilitador que orienta sobre dónde se puede comprar mejor.

La tercera perspectiva del gasto es el “Mercado de futuro” y lo abordan desde una doble óptica. En primer lugar la prescripción que el niño hará de sus marcas favoritas cuando sean adultos (son las denominadas comfort brands, marcas que utilizaron los padres cuando eran pequeños y que por sus vínculos emocionales con la infancia las prescriben a los hijos). En segundo lugar, aún cuando el niño no es target, será el consumidor del mañana y la marca desea desarrollar relaciones positivas para cuando llegue el momento.

En fin, que de pronto, cuando he terminado de leer todo y he pensado en que compro Mini-Babybeles porque mi hija de 3 los metió en el carro "porque los come Ana Garrido de la guarde”, me ha dado miedo. De pronto, he cogido perspectiva y me he visto pensando en los niños como pequeños monstruos dotados de poderes que hacen que compres lo que ellos quieren. Y eso, porque absorben como esponjas y yo creo que procesan los anuncios de otra forma. No sé decir bien cómo, pero supongo que lo hacen más rápido y con mayor profundidad. Luego se montan en el autobús del cole o hablan en el patio y el resto se encarga de refrescarles el disco duro o van repasando anuncios y marcas. O si no, que alguien me explique por qué extraña razón todos los años se agotan los mismos juguetes en todas las tiendas del territorio nacional…

Por lo que dicen los expertos, el mercado infantil es un área poco estudiada y con pocas empresas dedicadas a el. ¡Cualquiera lo diría! Pobrecitos míos... Cojo perspectiva otra vez y llego a la siguiente conclusión: Me da pena la manipulación a la que les tenemos sometidos y que hace que les convirtamos, sin ellos saberlo, ni quererlo, en auténticos líderes de opinión con un manejo del word-to-mouth que raya la perfección. Su poder de prescripción e influencia con los padres tiene, además, un valor añadido, que no es otro que el componente emocional con el que consiguen que en la mayoría de los casos, la compra deseada se convierta en efectiva.

P.D.: A propósito del gasto infantil ¿no deberían haber incluido un apartado específico sobre vida social y regalos de cumpleaños? Acabo de recibir la tercera invitación de cumpleaños para este fin de semana….(llevamos siete en el último mes).

jueves, 20 de mayo de 2010

Hijos y redes sociales…¡No te quedes atrás!

En estos tiempos de bodas, bautizos y comuniones, de comidas en el campo y al aire libre, me he encontrado con una conversación que ha llegado a convertirse en recurrente. Esto es, hijos y redes sociales. Yo no me considero una experta, ni mucho menos, en este tema. Todo lo contrario, tengo la sensación de que cuando parece que he logrado entender algún concepto o herramienta nuevos, surgen otros y otros, cuando aun no he sido capaz de procesar los anteriores. Pero por diferentes motivos, principalmente profesionales, todo este mundo me suena bastante.

Puedo imaginar la desesperación de aquellos padres para los que “tuenti” es “veinte” en Ingles, pero mal escrito, o también, es el chat donde su hijo/a adolescente o pre-adolescente quiere pasarse las tardes enganchado con sus amigos.

Así, que con gran humildad, me ofrezco para poner a vuestra disposición una serie de recomendaciones que pueden ayudar a algunos padres a encarar esta nueva realidad, que no es sino una nueva forma de comunicación, que ha roto totalmente con la manera de socializar que todos hemos vivido desde nuestra infancia. Esta realidad, por otro lado, nos supera a todos por la velocidad con la que ha calado en la sociedad y como no, en nuestros retoños…Ahí van mis sugerencias en forma de de decálogo:

• No le prohíbas pertenecer a una red social.
• Trata de que el ordenador se encuentre en un espacio abierto de la casa y utiliza filtros de control parental.
• Trata de crear la cuenta con el.
• Enséñale a que limite la información que facilita.
• Pon especial cuidado en las fotografías del perfil.
• Muéstrale como utilizar los controles de privacidad.
• No hace falta poner “todo” al completar el perfil en las redes sociales.
• Regula la admisión de amigos.
• Trata de conversar con él sobre las redes sociales.
• Adéntrate sin falta en el mundo de las redes sociales.


-No le prohíbas pertenecer a una red social: es una forma básica de relacionarse con sus amigos. Negar a tu hijo la posibilidad de formar parte de esa comunidad puede ser contraproducente. Sobre todo porque es prácticamente que seguro que se creará una cuenta y lo tendrá que mantener en secreto, lo cual impedirá que podáis tener una conversación natural sobre el tema.

-Trata de que el ordenador se encuentre en un espacio abierto de la casa y utiliza filtros de control parental para evitar que durante la conexión o navegación pueda acceder a webs y sitios con contenido inconveniente. La mayoría de los proveedores de Internet ofrecen software de control parental y ello permite limitar el horario de la navegación, el tipo de archivos que se pueden descargar, e incluso el tipo de webs que se pueden visitar.

-Trata de crear la cuenta con el: ya se que esto es complicado a priori, pero si “cuela”, tendrás la oportunidad de ir “enseñándole” normas sobre un uso correcto y aumentan las posibilidades de que en algún momento te admita como amigo…(esto si que sería “colar”, pero del todo). Sería genial que lo pudieras hacer con tu cuenta de correo personal o con una cuenta de correo a la que ambos tengáis acceso (esto ya sería un sueño hecho realidad). De esta forma podrías saber de quién le llegan las solicitudes de amistad, y detectar en muchos casos si se trata de desconocidos. Si a ti no te admite, trata de que entre sus redes acepte a algún hermano mayor o familiar con el que tenga una relación cercana porque ello ayudará a evitar posibles malas influencias.

-Enséñale a que limite la información que facilita: en las redes sociales se comparten experiencias, fotos, opiniones, pensamientos, fotografías. Yo insistiría en que intentaran tratar temas desde el punto de vista más lúdico o intranscendente posible y nunca, nunca, bajo ningún concepto, facilitar números de teléfonos, direcciones, contraseñas, códigos de seguridad, etc. Puede utilizarse a modo de ejemplo la consecuencias de compartir en exceso acudiendo alguna noticia de actualidad mencione algún chantaje, intento de secuestro, o extorsión.

-Mención especial a la fotografías de perfil: la mayoría de los adolescentes tratarán de utilizar una foto en la que “se vean bien” y muchas veces esto tiene que ver con imágenes en las se pueden mostrar “sugerentes”, sobre todo las chicas. Por eso, aunque puede que tampoco “cuele”, le puedes sugerir que utilice una imagen de su personaje o dibujo favorito o que utilice aplicaciones para crearse un avatar, como la que hace tiempo circuló por Facebook y que permitía a los usuarios “Pocoyoizarse”.

-Muéstrale cómo utilizar los controles de privacidad y anímale a que los utilice activamente: muchas redes sociales, por defecto, permiten que la información de una cuenta o perfil sea visible para cualquiera que acceda a la red en cuestión. Así, que lo mejor es que le recomiendes que seleccione la opción “sólo para mis amigos”. Además, debes de interiorizar las políticas de privacidad.

-Cómo completar el perfil en las redes sociales: muchas redes sociales tienen diferentes apartados a la hora de completar el perfil. Estos son, generalmente, Información Básica, Información Académica, Información Personal, Información laboral e Información de Contacto. Bien, pues déjale claro que, absolutamente todos los datos que publiquen en el perfil,serán visibles para todo el que tenga acceso a su cuenta y que por eso “no hace falta” completar todo al detalle, sobre todo y, como he dicho anteriormente, el espacio relativo a la Información de Contacto: ¡Siempre en blanco!


-Sobre la admisión de amigos: Recomiéndale que no acepte amistades a “diestro y a siniestro”, y que en un principio se centre en su núcleo fundamental de amigos. Como redes sociales que son, su finalidad es conectar al mayor número de personas y, como siempre se podrán ver los “estados” y las fotos de los amigos, pero también fotos de los amigos de los amigos, puede que termine leyendo o viendo cosas de personas más mayores que no sean muy convenientes.

-Trata de conversar con él sobre las redes sociales y aprovecha para inculcarle la conveniencia de pedir permiso siempre, antes de colgar una foto en la que aparezcan otras personas. De este modo, le harás comprender que en las redes sociales hay que tener ciertos cuidados o que aunque hay cosas que se pueden borrar no siempre podrá hacer desaparecer todo lo que ya esté publicado. Asimismo, anímale a compartir contigo cualquier inquietud o duda. Ponte a su disposición para ayudarle si se siente agredido o si hay alguien que insiste en que amplíe sus datos de contactos o en verle. En definitiva, hazle saber que siempre estarás ahí si en algún momento se siente amenazado de cualquier forma.

-Adéntrate sin falta en el mundo de las redes sociales (no pierdas ni un segundo): conozco a muchas personas que por su edad o por su desempeño laboral consideran que “se les ha pasado” la época de las redes sociales. Creo sinceramente, que si se tienen hijos o si estos son pequeños (mejor aún) los padres deben de hacer un esfuerzo por familiarizarse con estos nuevos canales de comunicación cuanto antes. Es necesario que conozcan sus mecanismos de utilización, la forma en la que la gente se relaciona a través de ellos. En España yo recomendaría Tuenti, hi5, Facebook, Twitter, Linkedin, Xing o Fotolog (por empezar con algunos). En la medida en que un padre esté familiarizado con las redes sociales, mayor será la ayuda que pueda prestar a un hijo y además, puede evitar el choque que supone ver una conversación de su hijo si no estuviera contextualizado con el medio.

Del mismo modo que enseñas a tu hijo que no debe hablar con desconocidos o que no debe aceptar “caramelos en la puerta del colegio”, la aparición de las redes sociales nos sitúa ante una realidad sobre la que también hay que formar a nuestros hijos y ningún padre debería darle la espalda. Enséñale a ser responsable y a que durante su conexión a las redes sociales, trate de utilizar al máximo el sentido común (como el cualquier otra faceta de su vida).

¡¡SUERTE!!

viernes, 7 de mayo de 2010

De los encuentros con periodistas...

Me había prometido a mi misma que si creaba un blog era para darle "vidilla" y, aunque es cierto que muchas veces cuando me pasan cosas, o si leo algo interesante, o escucho alguna noticias, pienso "esto es para un post", las horas y los días se van sucediendo y, de escribir, nada, de nada. Así, que selecciono uno de eso momentos y me pongo a ello…

Esta semana he tenido el placer de comer con Yolanda Gómez Rojo, redactora de economía de ABC, gran periodista, (y también histórica) que empezó en el diario a los 22 años y posee una gran trayectoria. Siempre apuntó maneras. De hecho, la conocí cuando hace 10 años ella ganó el Joven y Brillante de Periodismo Económico, y recibió el galardón de manos de Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda de la época, y yo organizaba los premios en Porter Novelli

Quería aprovechar la cita del otro día para hacer apología de almuerzos como este. En épocas como las actuales, perdemos mucho el contacto directo o personal a favor del uso de herramientas que nos hacen la vida más fácil, como el ya tan imprescindible electrónico o las diversas y variadas redes sociales que manejamos muchos. Te comunicas con multitud de personas a diario y muchas veces no conoces ni su voz ni su apariencia (salvo que tenga foto en perfil, claro); hablas de multitud de temas que en muchas ocasiones recogen información de vital importancia; utilizamos la Red como vehículo que transporta información y mensajes y no nos damos cuenta de que nos falta algo, hasta que un día organizas un encuentro y te sientas durante un rato con ese “alguien” al que sólo visualizas como una dirección de correo electrónico.

Habíamos organizado la comida con Yolanda con la idea de que pudiera conocer en mayor profundidad a uno de nuestros clientes, pero además de hablar de él tocamos otros muchos temas, personales y profesionales y, como he dicho anteriormente, fue un placer. Se que estos encuentros pertenecen al ámbito de las "herramientas clásicas de la comunicación" y que muchos utilizamos este formato a diario, pero últimamente tengo la impresión de que solo hablamos de herramientas de comunicación 2.0, de usuarios, de bloggers, etc. y me apetecía tratar este tema.

En definitiva, que creo firmemente en la necesidad y/o conveniencia de hacer un “parón” de vez en cuando para volver al contacto personal a dedicar tiempo a preguntarle al periodista por cómo va el medio, qué le interesa de nosotros, que le podemos aportar, cómo encajamos en el día a día de su sección o cómo están afrontando todos los cambios que estamos viviendo. Es posible que las próximas 10 noticias que le facilitemos sobre nuestro cliente no le resulten suficientemente interesantes o no le encajen en la sección o simplemente no tengan salida porque la actualidad manda. Pero lo que es seguro es que cuando reciba la información a través de cualquiera de las vías que hoy utilizamos y nos conteste, ambas partes tendremos una cara, unos ojos, una sonrisa o una conversación a la que nuestras mentes podrá recurrir. Y eso me gusta, oiga…

sábado, 24 de abril de 2010

¡Y yo más! (Ahora, los hombres).

Para ser justos, en honor a Ray Den Haan, y también por no dejar el tema a medias, trato hoy de aportar alguna idea de cómo funciona la mente de los hombres a la hora de recibir mensajes que pueden transformarse en una potencial compra.

Comenta Martha Barletta, autora del libro “Marketing to Women” que cuando una mujer realiza una compra siempre entran en juego las emociones. Sin embargo, cuando es el hombre el que se enfrenta al desembolso, se dejará guiar, fundamentalmente por los hechos. Además, apunta que los hombres son menos observadores, le dedican menos tiempo y no están dispuestos a sufrir lo que sufriría una mujer por conseguir su preciado objeto. Seamos realistas, quien de nosotras no ha sido capaz de recorrerse toda la ciudad en busca de ese pantalón que nos encantó y que, para nuestro horror, "lo siento, ya no queda"...como si lo viera… cara desencajada, aunque aparentando tranquilidad, mientras una se acerca a la caja y dice…”por favor, ¿me puedes mirar en el ordenador si lo tenéis en otra tienda?”…

A la mayoría de los hombres, lo que les gusta es "entrar-comprar-salir", que cuanto tu vas todavía por el primer montón de jerséis, el ya está fuera con su bolsa tan tranquilo. Por otro lado, tampoco suelen pedir ayuda más allá de la justa. Tipo la talla si es una camisa, o funcionalidades si es un aparato electrónico. Sin embargo, conozco a más de una mujer, que en un probador le ha pedido consejo a la del probador de al lado aunque no la conocía ni de vista…Así somos, nosotras le dedicamos más tiempo, comparamos, preguntamos, pedimos consejo y ayuda.

Según Barletta, y esto es lo más interesante, diversos estudios demuestran que los hombres consideran sus relaciones con los demás en términos de “más alto-más bajo”, “más rápido-más lento”, “primero-segundo”. Por su parte, los términos en los que la mujer se relaciona son más del tipo “parecido-diferente” o “conocido-desconocido”. Por lo que el “¡Yo, más!” funcionará genial con los hombres pero no tanto con las mujeres, que preferimos más conceptos como “agradable” que “ganador”.



Creo que el ejemplo que pone es muy gráfico. Un anuncio de Nissan decía “Potencia incrementada un 17%, par de torsión incrementado un 6%, derecho a fanfarronear incrementado un 100%”, evidentemente, está dirigido a hombres. En cambio, para atraer la atención de una mujer el ejemplo de anuncio de un todoterrerno, “Considéralo un ángel de la guardia de 1.800 Kg.” no puede ser mejor, ya que las mujeres están mucho más orientadas a lo afectivo y a la hora de comprar tendrán en cuenta a sus seres queridos (incluyendo, perro o canario).

La estética es quizá menos importante para un hombre que para una mujer, y es que a nosotras nos encanta el color. Muchas veces preferimos un móvil por su estética que por el número de canciones que pueda almacenar. También conozco a una que va a cambiar de coche y no hace más que pensar que por fin ha encontrado el coche del color que le gusta y, cuando le dicen: “que bien, tiene navegador”, ella dice, “si, y además, ¡es negro!”, o bien le dicen, “una pena que los faros no sean de xenón” y ella dice, “ya”, aunque lo que en el fondo piensa es “y a mí, ¿que más me da, si el coche es negro, y además, desde dentro no los veo?”….

lunes, 19 de abril de 2010

Pero...¡Si esa soy yo! (Internet para mujeres)

Si digo que hombres y mujeres somos distintos, se no estoy haciendo una de las "grandes aportaciones a la humanidad". A pesar de la eterna e infructuosa búsqueda de la igualdad, ellos son así y, nosotras, pues de la otra manera. Esto se refleja también, como no, cuando nos sentamos delante de un ordenador.

Vale que nosotras hemos tardado un poco más que ellos en adentrarnos en el maravilloso y apasionante mundo de Internet. Posiblemente sea resultado de nuestra genérica y natural animadversión a hacia la tecnología, pero eso es una realidad que cada día está cambiando más. La prueba de lo que digo está en la calle...

Hay dos conceptos que me parecen clave en la entrada que las mujeres han hecho en el mundo online. Gracias a Internet, millones de féminas hemos encontrado un lugar en el que comunicarnos, opinar, protestar, reirnos... y ello, para nosotras que somos curiosas por naturaleza, que nos encanta hablar y sobre todo que nos escuchen, ha sido un gran descubrimiento. Y, por otro lado, está el concepto de comunidad. No solo nos podemos comunicar, sino que además podemos hacerlo en el foro perfecto, ya sea profesional, cultural, de solidaridad, de belleza y moda, de hijos, de recetas o lo que realmente nos atraiga... En definitiva, lo importante es tener afinidades, intereses comunes y compartir experiencias, ideas, conocimientos, etc..

Ayer me reía leyendo el último post del blog de Mamen Infante. En el hablaba de lo que le recofortaba una ducha cuando se encontraba en una situación límite de nervios (seguro que algún hombre diría, "es decir, cuando se pone histérica"..cosa que una mujer nunca diría ya que casi todas vivimos en algún u otra circunstancia un momento así...). En fin, el caso es que decía que era el momento perfecto para llorar y llorar y quedarse como nueva. En concreto decía, "..con frecuencia, me pego grandes lloreras en la ducha. No tiene por qué haber un motivo concreto, todas sabemos que llorar desahoga nervios..." Este comentario fue respondido por una lectora que decía, "yo también soy una “llorica-manteles”, y me da mucha rabia que a la gente le impresione tanto el llanto:el que grita, dice tacos o da portazos cuando se pone rabioso está mejor visto que la que llora,¡qué injusto! Podría haber sido yo misma la que decía eso (no pude incluir mi comentario, pero lo hubiera hecho en la misma línea). El caso es que me reí, como decía, pensando en qué opinaría un hombre si lo leyera...pues eso, "vaya, otra histérica".

A lo que iba. Internet nos permite ser como somos , y nosotras somos diferentes, así que los mensajes y la información que podamos recibir por parte de las miles de marcas que se han puesto manos a la obra a través de las redes sociales tiene que tener un tratamiento especial. Por ejemplo, en España, más de la mitad de los 8.000.000 millones de usuarios que tiene Facebook son mujeres (un 52%). La cuestión es ¿cómo deben dirigirse las marcas a las mujeres cuando hablamos de una red social como está? A quí os dejo una serie de recomendaciones:

Crear conexiones emocionales con las usuarias: el contenido tiene que provocar una reacción tipo, Pero, ¡Si esa soy yo!. Esto hará no solo que nos mensajes recibidos no se oculten sino que además, es muy posible que se respondan y, sobre todo, que el mesaje sea recordado.










Proporcionar información periódica y que aporte valor: eso hará que las usuarias estén pendientes de recibir inputs sobre la marca de modo habitual.












Permitir a las usuarias que opinen sobre el producto/servicio: Recordemos que nos encanta hablar, hablar y opinar. Como marca no solo estará haciendo una labor casi social, sino que además la página se convertirá en un auténtico "focus group".








Escuchar y contestar: Si una internauta se toma la molesta de piropear algo, o de hacer una crítica o una pregunta, siempre hay que contestar. Esto influirá en la fidelización de los clientes y además, es un "deber ser" de la relación con los mismos.

Por otro lado, siempre se debe de tratar de simplificar la vida de las usuarias por ello se deberán utilizar mensajes y/o procedimientos que no sean complicados. Si algo no nos cuesta, la siguiente vez repetiremos seguro.




Por último, me gustaría recalcar, sobre todo lo anterior, la importancia de la transparencia y de la honestidad. Las clientas lo agradecerán...

jueves, 25 de marzo de 2010

La globalización se “localiza”

Me encantan los estudios cuando vienen llenos de cifras y datos. Nos pasamos la vida tratando de interpretar y comprender como están los sectores y las marcas, cómo se comportan las personas y conocer por dónde van las tendencia las tendencias y, de pronto, consultas los datos de turno, y ahí está, tienes la fotografía más o menos exacta de las cosas.

El otro día, leyendo un artículo sobre redes sociales, mientras que volvía en avión de nuestra oficina en Lisboa, cuando vislumbré la siguiente imagen. Parece ser que Facebook sigue ganado por goleada (uno de cada cuatro internautas a nivel mundial tiene una cuenta en Facebook), pero frente a su globalidad, cada vez surgen más comunidades y redes locales. En este sentido, y si miramos a Europa, los usuarios de cada país se reúnen en torno a una red social distinta. Así, Alemania se centra en studiVz, Rusia en V Kontakte, holanda tiene a Hyves, Hungría y Portugal a hi5. Si nos alejamos más, nos encontremos con que en Japón triunfa Mixi, en Brasil o India lo hace Orkut, en el sudeste asiático Friendster y en Caribe, también hi5. Si hablamos de España, el líder indiscutible es Tuenti (de hecho, según comentaba su director de Comunicación, Ícaro Moyano, son ya 7millones de afiliados – uff!-).

En definitiva, que la globalidad lo inunda todo pero a la hora de relacionarnos con nuestra gente la tendencia actual nos dice que nos volvemos más “locales”. Y yo me pregunto ¿Por qué se está dando este fenómeno? ¿Es por un tema cultural? ¿Será por el idioma? ¿Por qué nos reunimos todos en torno a una red social dominante? ¿Word to mouth? Yo creía que la evolución en este tema, más que por regionalismo, iría por las redes sociales verticales o especializadas. Por eso os pregunto, porque es muy posible que me esté perdiendo algo.

Comentando el post de José Luís Valdivielso

Leo en el recién estrenado blog de mi querido José Luís Valdivielso, un post muy interesante titulado "¿Qué le pasa al comercio electrónico en España?". A lo largo del mismo, profundiza en los factores que hacen que el comercio electrónico no termine de despegar dentro de nuestras fronteras, a pesar de que existe un alto porcentaje de españoles que compra online fuera de España. En este sentido, apunta como elementos clave, la falta de una oferta nacional, ya que existen pocos comercios online en España; la falta de estímulos por parte de la Administración a la puesta en marcha de iniciativas privadas en este ámbito; la ausencia de personas cualificadas que posen un profundo del sector del comercio electrónico y por último, el precio como elemento decisor a la hora de realizar una compra. A estos factores, yo añadiría otro que considero que tiene mucho que ver con nuestra propia cultura y también con los propios usuarios de Internet. Y es que en España, consideramos la compra como un ritual. Nos gusta salir a la calle y, en general nuestro clima lo permite, y además, en muchas ocasiones esas salidas se hacen en grupo o quedando con amigos. Sobre todo en el caso de las mujeres, que suelen envolver el hecho de "salir de compras" con la posibilidad de pedir opinión, "dar una vuelta" y terminar tomando un café con la silla rodeada de bolsas. Eso por hablar de moda. Pero creo que, en general, al consumidor le gusta dedicar tiempo cuando decide que va a comprar un artículo y, a pesar de haber buscado una opinión posiblemente en algún foro de Internet, le sigue gustando el trato personalizado, tocar el producto o ver en directo si el color o la textura es la deseada. Por eso tienen mucho éxito las tiendas online extranjeras, porque nos permiten acceder a productos o artículos a los que nos es difícil acceder en nuestro entorno habitual. También el precio es clave en este aspecto. Pienso en la cantidad de tiendas online de EEUU, por poner un ejemplo, que son verdaderos outlets de marcas conocidas y que a pesar de los portes, mantienen un precio imbatible. Sinceramente, tengo muchas ganas de ver qué sucede con zara el día que se decida a vender online. Estoy segura de que será un éxito, pero me pongo en la situación de un cliente de Madrid, que tiene posibilidad de entrar en uno de sus comercios casi, cada 500 metros. Además, la curiosidad es doble, sobre todo, tras las valoraciones que ha tenido su aplicación para el iPhone. Prometía mucho y los comentarios de los usuarios han sido bastantes negativos. Hace poco tuvimos la oportunidad de trabajar con un cliente francés de comercio electrónico que implantó en España el modelo de negocio que con tanto éxito estaba funcionando en Francia. Albergaba en su site miles de productos de procedentes de más de 200 tiendas. Muchas de esas tiendas online eran españolas, como es el caso de El Corte Inglés o de La Casa del Libro y a pesar de ello, pudimos comprobar como un alto porcentaje de los usuarios registrados en la página, compraban en el extranjero artículos que no estaban al alcance de su mano en España o que eran muy competitivos por el precio. No obstante, estoy de acuerdo con José Luís, el futuro es esperanzador y nos queda mucho por ver (todo bueno, por supuesto).

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails