martes, 20 de noviembre de 2012

BlogLovin', un sencillo lector de blogs

Ayer me lo recomendaron y me di de alta. Hoy he estado un buen rato haciendo pruebas y tengo que decir que BogLovin me gusta.

Al margen de lo útiles que resultan los lectores RSS y a pesar de que se puedan incluir pestañas para separar el contenido profesional de otros intereses más particulares, BlogLovin me parece una herramienta estupenda y sobre todo práctica para todo aquél que quiera estar al día en temas de arte, diseño, moda, fotografía, alimentación, street style, etc., pero que no quiera complicarse mucho la vida ya que se trata de un lector de feeds perfecto para no expertos.

La idea es recibir información actualizada sobre los blogs que más nos interesen sin necesidad de tener que visitarlos uno a uno para comprobar si han incluido alguna novedad en sus contenidos. De esta forma el ahorro de tiempo es considerable y además uno se asegura de que no va a olvidarse de ninguno de sus blogs favoritos.

Lo cierto es que su uso no puede ser más sencillo. Basta con darse de alta para acceder y al segundo siguiente ya se puede comenzar a elaborar nuestro listado de webs o blogs, pudiendo incluso crear grupos por categoría o preferencias. Posee un buscador pero también se pueden añadir blogs o páginas sin problemas. Una vez elaborada la lista, aparecerán una a una las entradas con una imagen del contenido además de un extracto del texto. Para la leer la información con detalle en la web original solo hay que pulsar en ella.

Además de lo anterior, BlogLovin te informa sobre los posts que aún no han sido leídos, permite de forma simple marcar los leídos, agruparlos en nuevas categorías o dejar de seguirlos con un sencillo click.

Sus creadores de origen sueco buscaban un lector de blogs que no fuera muy técnico y lleno de características, sino algo para aquellos que sólo quieren que las cosas funcionen si tener que pensar en la tecnología que esconden. 




martes, 13 de noviembre de 2012

“Hecho con tus sueños”, de Suchard

Reconozco que soy demasiado sensible. ¿Qué cómo lo sé? Pues porque no hay día que no se me ponga la piel de gallina por alguna tontería que me emocione, porque es normal verme los ojos cerrados, bien apretados, durante la emisión de un telediario, porque me hieren las escenas de violencia o cuando hay niños, porque soy capaz de emocionarme cuando están aplaudiendo a alguien, de llorar con ruido viendo muchas películas que al común de los mortales dejan indiferentes ,o simplemente porque todos los años lloro con el anuncio de El Almendro.

Llevo años llorando con El Almendro, si, pero este año, creo que otra marca le desbanca…..

Andaba yo alejada aún del periodo navideño, (que por otro lado cada año nos los adelantan más y cualquier día comienza a la vez que la Vuelta al Cole), cuando me he encontrado por casualidad con una campaña que seguro trae cola estas Navidades y que viene de la mano de otro “siempre presente” en esas “tan señaladas fechas” que no es otro que Suchard. (Cada vez que oigo su famoso “llevan un año esperándolo”, pienso que es cierto, que se me ha hecho muy largo...).
La campaña se llama “Hecho con tus sueños”, comenzó a través del perfil de Facebook de Suchard, y en ella colabora Maldita Nerea que ha compuesto una canción inspirada en los sueños de todos aquellos que disfrutan de los famosos turrones.

Con una melodía pegadiza, su letra ayuda a recordarnos la importancia de soñar y anima a perseguir los sueños de cada uno y a proteger los de los demás. Pero lo más importante es que Suchard y Maldita Nerea, cederán todos los beneficios que obtengan de la venta de la canción a la ONG Banco de Alimentos que ayudará a miles de failias a celebrar la Navidad que sueñan. La canción puede adquirirse hasta el día de Reyes a través de la web de Suchard o en Internet, a través de los canales habituales de compra de música.
Genial idea, y ejemplo de acción que tiene toda la pinta de convertirse en éxito porque tiene muy buenos ingredientes: una marca entrañable, un grupo de música conocido, el toque benéfico, y la viralidad de las redes sociales. Pero sobre todo, me encanta ver cómo hay marcas que a pesar de los años se resisten a quedarse atrás y son capaces de reinventarse.

¡Enhorabuena y Suerte! Contad con mi descarga.

martes, 2 de octubre de 2012

Medios que rompen las reglas del juego

Yo comprendo perfectamente que los medios de comunicación viven de la publicidad y que la mayor parte de ellos, tienen que hacer esfuerzos en ocasiones sobrehumanos para poder sobrevivir.

De hecho, las agencias de comunicación conocemos bien lo que supone tener que separar los conceptos de comunicación y publicidad. Estamos muy acostumbrados a que nos digan que a pesar de que la información que estamos facilitando es de lo más interesante para los lectores de una revista, no la van a incluir ya que el cliente al que representamos no invierte nada en publicidad y “como comprenderás, le tengo que dar prioridad a la información de aquellas marcas que realizan el esfuerzo”. También puedo entender esta postura aunque no la comparta, pero eso sería objeto de otro post.

Puedo comprender, asimismo, que en televisión o en radio se limite la mención “gratuita”de ciertas marcas porque existen otras muchas que están pasando previamente por taquilla para aparecer en los hogares de los oyentes y televidentes. Ahora bien, por más que me muestre comprensiva con todo lo anterior hay algo que me enfada muchísimo y que además no es nuevo ni tiene relación directa con la crisis que están viviendo los medios de comunicación. Me refiero al esfuerzo que hacen diferentes cadenas de televisión y radio, y prensa escrita para no mencionar a la marca que les ha enviado determinada información, con la que por cierto, llenan sus espacios.

Supongo que sabréis a qué me refiero, si aludo a la terminología que suelen emplear para evitar la mención de la “palabra mágica”: “según una conocida marca de colchones”, “de acuerdo con un estudio realizado por una conocida marca de papel higiénico, según los últimos datos de una conocida web de contactos”.

Pues bien, esas marcas cada vez que envían una información a un medio sobre un estudio que han realizado esperan que se les mencione. Hasta que las conclusiones de esos informes o estudios llegan a las redacciones son varias las personas que le han dedicado, tiempo, esfuerzo y dinero también, claro, a su elaboración. Y no me parece justo que unos informativos o un magazine (ya sea de radio o televisión) o la prensa escrita, le dediquen al informe un tiempo o espacio determinado o que incluso se abra un pequeño debate en torno a esas conclusiones, y que durante todo ese tiempo no se mencione a la marca ni una sola vez.

Entiendo que no se puede hacer publicidad gratuita pero entonces, que no se utilicen esos datos. Todos los que estamos en este sector sabemos que nuestro trabajo se basa muchas veces en un “toma y daca”, y con ello me refiero a la cooperación entre los que facilitamos información y los que la publican o difunden. He tenido la oportunidad de participar en la elaboración de informaciones para distintos medios y sé que todo lo que se emite o publica en ellos debe ser lo más objetivo y aséptico posible, pero también he tenido la suerte de trabajar con equipos que “a cambio” de lo que les facilitas, sacan un logo claro de la marca, rotulan el nombre del cargo y empresa del que habla para que aparezca durante la emisión, o mencionan una o varias veces el nombre de la compañía.

Por ello, conozco la frustración que ocasiona ver que los datos del estudio en el que se ha estado trabajando han sido tratados en programas y medios de gran audiencia y difusión y, sin embargo, no ha servido de nada porque se encargaron de no nombrar la marca. Os aseguro que no es casualidad.

miércoles, 4 de julio de 2012

Marca España es dar valor a nuestras cualidades

Decía ayer en una entrevista en Onda Cero el recientemente nombrado alto comisionado de la Marca España y vicepresidente de Inditex, Carlos Espinosa de los Monteros, que desde su nombramiento el pasado viernes “subió la Bolsa, bajó la prima de riesgo, España ganó la final de la Eurocopa y se ha publicado la mayor bajada del paro desde 1996” por lo que solo le quedaba dimitir…

Al margen de esta broma, el nombramiento de Espinosa de los Monteros para dirigir las actuaciones de la Marca España, me ha alegrado mucho por varios motivos. Primero, por la iniciativa en sí, tan necesaria es en estos dificiles momentos que estamos atravesando; segundo, por el perfil del alto comisionado, ya que además de vicepresidente de Inditex, es consejero de Acciona y presidente de la Mutua Fraternidad Muprespa. Cuenta, asimismo, con una amplia trayectoria empresarial, durante la cual ha sido presidente de Iberia, de Mercedes Benz en España y del Círculo de Empresarios, así como vicepresidente del INI; tercero, porque me encanta que haya asumido su nuevo puesto sabiendo que no percibirá remuneración alguna y, en cuarto lugar, porque me ha gustado mucho su respuesta cuando le han preguntado sobre lo que va a hacer.

Carlos Espinosa de los Monteros


No ha hablado de soluciones a corto plazo, ni de decisiones apresuradas, ni tampoco de ejecución inmediata de acciones. Por lo que ha dicho a lo largo de la entrevista, me lo he podido imaginar sentado en una mesa y haciendo un plan. Si, un plan de esos que a mí me encantan y en los que creo firmemente porque elaborarlos te obliga a pensar y a seguir una serie de pasos sin los que es difícil llegar al siguiente.

Partimos de una crisis sin precedentes que está trascendiendo como nunca al exterior no sólo por su gravedad y por la cantidad de países implicados, sino también por la inmediatez, rapidez y viralidad de la comunicación actual. En este sentido, el impulso de la Marca España es uno de los retos del actual Gobierno en su política integral de lucha contra esta crisis. Cuanta más confianza, seguridad y seriedad seamos capaces de transmitir al exterior mejor será la percepción que se tenga de nosotros. Con ello seremos capaces de atraer a inversores, vender más productos y servicios,  conseguir aumentar el número de turistas y como dice Espinosa de los Monteros, “esto tendrá un efecto inmediato para todos los españoles”.

Con lo cual, tenemos una situación de partida (crisis), un objetivo (mejorar la imagen que tienen de nosotros), una audiencia a la que dirigirnos (podríamos decir que es el resto del mundo) y un mensaje claro (España=confianza, seguridad y seriedad). A partir de aquí nos tocaría elaborar el plan para hacer llegar ese mensaje general a la comunidad internacional a través una estrategia que contenga distintos mensajes subordinados y acordes con el general, con una segmentación de audiencias y utilizando distintas herramientas, portavoces y soportes según las necesidades y los distintos públicos a los que nos vayamos dirigiendo.

Pero como he dicho antes, lo que me ha gustado ha sido el hecho de que Carlos Espinosa de los Monteros va a empezar analizar y por recopilar información de institutos y grupos dedicados a la reputación de España porque “hay que saber dónde fallamos en la percepción que se tiene fuera de nosotros, tras eso hacer una estrategia y dar valor a las grandes cualidades del país’. Es decir, vamos a ver qué tenemos, qué hemos hecho hasta ahora, qué hemos hecho bien y qué hecho mal en el pasado y que ha podido influir en la imagen que hemos dado. Busquemos aquellas cualidades que tenemos en multitud de áreas, sectores y disciplinas y pensemos en la mejor manera de que todos las conozcan.

Que se sepa que los ingenieros españoles son objeto de deseo para empresas de todo el mundo, que la construcción figura entre los sectores que mejor abandera la marca España, que somos un país puntero en lo que a trasplantes se refiere, que tenemos compañías punteras en tecnología del agua, que en España están gran parte de las plantas de concentración fotovoltaicas instaladas a nivel mundial, que somos líderes europeos en terapias avanzadas en desarrollo  clínico, en energías renovables y en eficiencia energética… Y si, además somos capaces de haber conseguido casi todo en el deporte a través de un sinfín de futbolistas, pilotos, corredores, motociclistas, ciclistas, baloncestistas, tenistas, y yo qué sé cuantos “istas” más… todos ellos españoles que además de ganar títulos y torneos encarnan unos valores que van más allá de lo deportivo. También, que tenemos grandes empresarios, discretos y profesionales capaces de crear imperios de la nada y artistas mundialmente conocidos. Somos solidarios y estamos a la cabeza de la cooperación cuando se producen catástrofes naturales en cualquier lugar del mundo. Ah! También tenemos unas Fuerzas Armadas que reconocidas y admiradas internacionalmente….

Los que trabajamos en el sector de la Comunicación, sabemos que a veces es difícil encontrar una “percha informativa” o un “gancho” que nos permita hablar de nuestro cliente y además hacerlo bien. En el caso de España, los ganchos son muchos, buenos y muy variados. Ojalá seamos capaces de transmitir correctamente su contenido influyendo en la percepción que los demás tienen sobre nosotros. Para ello, también sería bueno que los propios españoles nos conociéramos un poco mejor y nos valoráramos algo más de lo que lo hacemos. Porque el alto comisionado con rango de secretario de estado, tiene una gran labor por delante pero todos y cada uno de nosotros somos también embajadores de la Marca España y hay mucho que contar ahí fuera.

¡Suerte y al toro! (Que en eso también somos los mejores…)

lunes, 7 de mayo de 2012

La ventana que se abre cuando se cierran todas las puertas

Llevo dos días dándole vueltas a la conversación que el otro día mantuve con un gran amigo y que me ha dejado tocada. Mi amigo es de profesión “emprendedor” y desde que nos conocemos siempre ha tenido un algún proyecto en la cabeza y otro que estaba poniendo en marcha, además de lo que ya estuviera gestionando. Siempre he admirado la fuerza, las ganas y la confianza con la que afrontaba cada nueva idea y cómo era capaz de emocionarse e implicarse cuando en alguna ocasión le hemos planteado alguna idea propia. Siempre ha sido capaz inclinar la balanza hacia el lado positivo a pesar de que lo negativo tuviera una importancia de peso. Durante estos años, ha pasado épocas complicadas que ha conseguido ir superando a base de mucho trabajo, de esfuerzo y de una visión de las cosas que pocos tienen. Si la situación era de las de salir corriendo, él era capaz de reinventarse y de darle la vuelta a pesar de sufrir mil decepciones y a pesar de que su estómago le recodara cada mañana que lo que hacía no era fácil. Su límite, la capacidad de endeudamiento, como tantas veces me explicaba.

Sabía que la crisis le estaba atacando como a tantas y tantas personas, pero incluso en esas circunstancias seguía luchando mientras esperaba a que las cosas mejoraran. Pero el viernes algo cambió, “No puedo más, Valva. Ya no tengo ganas de luchar”. En estos momentos, tiene tres negocios diferentes que le llevan a tener que pagar 15 nóminas cada mes, además de otros muchos gastos que incluyen a dos pequeñas que, aunque aún no ocupan mucho espacio, tienen sus propias partidas presupuestarias. “Me quiero ir de España porque ya no puedo luchar contra el sistema. Ya no es la crisis, es el sistema”, me decía. “Se trata de remar contra corriente y por mucho empeño e ilusión que pongo, me enfrento a diario a una situación que no me permite avanzar. Me ahogan los bancos, el gobierno, los propios clientes e incluso algunas de las personas que tengo en plantilla...” Me ponía mil ejemplos para explicarme la realidad que está viviendo. Se quiere ir a otro lugar donde pueda comenzar de nuevo porque aquí, las circunstancias han podido con él. No dudo que será capaz de lograrlo desde el mismo instante en el que ponga el pie en otro país, pero oírle fue como asistir a la caída de alguien a quien siempre has visto como indestructible. Lo sentí mucho, muchísimo, y pensé en todos los que ahora están como él, en los que están haciendo un esfuerzo sobrehumano en esta época tan difícil. En aquellos que solo se valen de su dedicación e ilusión para triunfar. En aquellos que no pueden dormir en un país en el que el “todo vale” ha conseguido reinar a cualquier nivel. En los que duermen, incluso con una sonrisa en los labios a sabiendas de que han destrozado el presente y el futuro de mucha gente. Qué rabia e impotencia saber que han conseguido pisotear un sinfín de proyectos e ilusiones.

A pesar de todo, la cabeza de mi amigo Rafa sigue funcionando, sigue apostando por los que se arriesgan y aunque él está cansado sigue apoyando a los que cada día son capaces de dar el paso. Hace unos días, su mujer le ofreció la ventana que se abre cuando se cierran todas las puertas y él contestó: “¡Vámonos!”. Me moriré de la pena el día que me confirmen que se van pero me alegraré por ellos. Por supuesto que lo haré.

jueves, 5 de enero de 2012

2012: Retos para todos

Escribo este post la mañana de la noche más mágica del año. Entiendo que haya gente para la que este día no signifique nada pero creo que es maravilloso dejarse llevar por la ilusión y contagiarse de los nervios de los más pequeños para los que hoy conciliar el sueño va a ser tarea complicada.

Como estoy más que contagiada aprovecho para desear un feliz año a todo el mundo. Será un año complicado. "Más que el anterior", dicen los entendidos, a pesar de que llevamos oyendo lo mismo hace ya unos cuantos inicios de año. En cualquier caso, nadie duda de que va a ser duro pero hay que mirar hacia delanta con la confianza y el optimismo que cada uno, según sus circunstancias, se pueda permitir.

Por lo que a nosotros nos toca, tenemos el reto de seguir estando al lado de nuestros clientes de la forma que nos gusta hacerlo. Es decir, prestando un servicio personalizado, profesional y comprometido y eso solo se consigue conociendo el negocio, el mercado y sintiéndonos parte de las compañías para las que trabajamos. Puede sonar a lo de siempre, pero dotar de contenido a lo que acabo de mencionar requiere mucho tiempo de dedicación, mucha ilusión y también conocer a fondo todas las herramientas que cada día ponemos a disposición de la comunicación de nuestros clientes.

Por otro lado, están los medios y los periodistas. Esos con los que lidiamos día a día y a los que tenemos que "convencer" de que lo que les contamos es noticia y que es seguro que interesará a sus lectores. También seguiremos estamos a su servicio. Espero sinceramente que este año no sea tan catastrófico para ellos como lo ha venido siendo hasta ahora, porque en los últimos tiempos nos hemos tenido que despedir de muchos. Ojalá las cosas mejoren.

En cuanto a los retos de otros, y en términos de comunicación, tengo mucha curiosidad por el manejo de dos temas. El primero de ellos, hace referencia a cómo va a gestionar el nuevo Gobierno de España la comunicación de todas las medidas impopulares que va a tener que adoptar. Tiene por delante el reto de hacer entender a los ciudadanos el por qué de esas medidas y aunque no contenten a todos, deberá ser capaz de comunicarse con la sociedad adoptando un papel, en mi opinión, más docente que autoritario. Siempre he creído, salvo excepciones, que la Comunicación ha sido siempre unas de las asignaturas pendientes del Partido que hoy nos gobierna y estaré muy pendiente de cómo la van gestionando.

El otro tema que vengo ya siguiendo desde finales del año pasado es el Caso Urdangarín. Con independencia de sentirme a favor o en contra de la Monarquía, creo que estamos asistiendo a uno de los casos prácticos sobre Comunicación de Crisis más importantes y apasionantes de todos los tiempos. Cada paso que da Casa Real en este tema está estudiado con lupa y su reto es cómo salir de esta sin que su imagen salga excesivamente dañada en una época en la que para algunos (o muchos) su existencia cada vez tiene menos fundamento. ¿Lo conseguirá? ¿Cómo? También estaré pendiente.

Una vez más deseo a todos los que lean este post (y a los que no también) lo mejor para este año que comienza y que esta noche mágica sea capaz de contagiarnos para los meses que tenemos por delante.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails