jueves, 17 de noviembre de 2011

"Ambient Marketing" o cómo sacarle partido a la ciudad



En la búsqueda de nuevas formas de llegar a los públicos, hace ya unos años comenzamos a ver cómo las ciudades se convertían en escenarios aparentemente improvisados en los que personas o cosas llamaban nuestra atención y trataban de influir en nuestra percepción o intención de compra a través de un nuevo canal.

Hasta el momento las marcas habían utilizado los soportes de publicidad convencionales para hacernos llegar sus mensajes, pero era necesario dar un paso más, porque nuestros cerebros conocedores de esos espacios consiguieron provocar una creciente falta de interés. Surgió así el “ambient marketing” que supone la utilización de la ciudad como soporte ilimitado para llamar la atención de los transeúntes. Es decir, parte de los elementos cotidianos para reinventarlos y darles una finalidad publicitaria. La clave es una vez más la creatividad en estado puro, unido a la sorpresa y a la originalidad. Por otro lado, al tratarse de acciones muy específicas suelen tener un coste reducido, además permiten segmentar las audiencias y suelen impactar de forma positiva en el público que se ve sorprendido por ellas. En ocasiones, basta con llamar la atención con una imagen u objeto inanimado pero colocado estratégicamente o de forma inusual y en otras, las acciones se realizan contando con la participación de una persona o grupo de personas organizadas previamente.


Para que este tipo de campañas tengan éxito (más allá de la inmediata llamada de atención que generan), es necesario que consigan de algún modo entretener a los consumidores y sobre todo cumplir con dos requisitos fundamentales: no herir sensibilidades y no dañar el medio ambiente. Además, la campaña deberá ser capaz de transmitir los objetivos de marketing de la marca. De nada sirve hacer ruido y entretener al público si no conseguimos transmitir sus valores porque eso no supondrá un retorno de la inversión realizada.



Además, no podemos olvidar que uno de los objetivos principales de cualquier marca es establecer una relación duradera con sus clientes. Por este motivo, las campañas de “ambient marketing” deber ser capaces de provocar emociones entre sus consumidores y hacer que estos vivan una experiencia. Esto puede conseguirse a través de una acción interactiva y con un alto nivel de participación por su parte.

El “ambient marketing” ocupa todavía un espacio pequeño en el mundo de la publicidad, pero también es cierto que se puede desarrollar con la idea de llegar directamente al público objetivo y por tanto es muchas veces más efectivo que la publicidad tradicional. Ello implica, no obstante, elaborar un plan con sentido y como no, un conocimiento profundo de la audiencia a la que nos queramos dirigir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails